Infiltraciones Articulares

Con la infiltración articular se busca alcanzar efectos perecederos o definitivos en la mejoría de procesos que afectan al aparato locomotor.

La infiltración consiste en la inyección, intrarticular o en elementos no articulares, de sustancias con efecto antiainflamatorio y analgésico (corticoides) que tratan de alcanzar efectos perecederos o definitivos en la mejoría de procesos que afectan al aparato locomotor.
Se realizan con frecuencia en las articulaciones como el tobillo, codo, cadera, rodilla, hombro, columna y muñeca. Incluso las pequeñas articulaciones de las manos y los pies se pueden beneficiar de estas inyecciones. Incluyen un medicamento con esteroides y un anestésico local.
En muchos casos, la infiltración puede ser administrada en el estudio del médico tratante. Sin embargo, el número de inyecciones que puede recibir en un año es limitado debido a los efectos secundarios de la droga.
Indicaciones Generales

  1. Patología inflamatoria articular o de tejidos blandos.
  2. Patología inflamatoria polifocal.
  3. Insuficiencia del tratamiento farmacológico y/o rehabilitador.
  4. Cuando estén contraindicados otros tratamientos.
Infiltraciones Articulares